Crónica 14ª semana

La semana comienza como todos los lunes, con la alegría del reencuentro y el compartir nuestras vivencias del fin de semana.

Por la tarde iniciamos el que será nuestro último módulo de formación: “Juntos y por asociación al servicio de la MEL” impartido por el Hermano Antonio Botana, experto en asociación, implicado en la pastoral gran parte de su vida, iniciador de los CELAS, secretario de formación en Roma, y desde 2010 a 2017 delegado de formación y asociación en el Equipo de Animación del Distrito. Actualmente está desempañando su labor en la Comunidad Pastoral de Santiago de Compostela.

Antonio nos presenta un visión “holística”, global, de la asociación, como dimensión carismática que afecta a todo nuestro proyecto de misión educativa, a nuestro ser de educadores y a nuestra comunidad lasaliana o familia lasaliana. Partiendo de esta idea va desarrollando el esquema, comenzando por el umbral, para continuar con las raíces de nuestro relato, tratar la asociación como un nuevo ecosistema y hacer camino como proceso de participación y compromiso en la asociación.

En el umbral nos preguntamos ¿qué ven los profesores nuevos cuando llegan a nuestras obras educativas? ¿Qué ambiente se respira? ¿Qué relaciones se perciben entre los miembros de la comunidad educativa? En cuanto a las raíces, es de allí de donde nos llega el espíritu, la asociación comienza con el voto de tres Hermanos en 1691 y con el voto de 12 Hermanos de 1694. Elaboramos, por grupos, un mapa semántico donde relacionamos los diferentes términos que forman parte de nuestro vocabulario lasaliano para tener claro a qué hacemos referencia cuando utilizamos cada término.

Algunas ideas respecto a la asociación: la asociación es un proceso de comunión, de creación de lazos entre los participantes en este proyecto desarrollando actitudes de solidaridad y complementariedad. La asociación es un estilo de vida que se refleja en la frase “juntos y por asociación”, de esta forma entendemos asociación como consagración.

El miércoles, las Hermanas Guadalupanas de La Salle celebraron el 39 aniversario de la muerte de su fundador el Hermano Juan Fromental, misionero francés que vivió en Méjico y fundó la Congregación de las Hermanas Guadalupanas de La Salle. Para celebrar la fiesta las Hermanas Lupita y Elisa nos invitaron a chocolate.

El día de la Constitución lo celebramos con una salida comunitaria a la ciudad de Segovia donde visitamos el Monasterio del Parral y nos explicaron que allí vive la única comunidad del mundo de la Orden de los Jerónimos, también pudimos visitar la catedral, el alcázar y el acueducto y pasear por las calles de dicha ciudad. Un precioso día que disfrutamos en comunidad.

Aunque la semana termina con el Hno. Antonio hablándonos del camino de la asociación y el porqué de este gesto, el módulo no termina aquí pues continuará su exposición la próxima semana.

Con esta expectativa y un fin de semana más largo de lo habitual en el que tendremos la visita de algunos familiares damos por finalizada nuestra penúltima semana del CEL.