Crónica 13ª semana

¡Ya nos acercamos a la recta final de esta gran aventura que es el CEL! No cabe duda que el tiempo vuela. El lunes, 27 de noviembre por la tarde el Hno. José Antonio Soto y Guillermo Pérez, compartieron con la comunidad el trabajo que realizan en el centro de protección de menores en Loja (Granada), y en el proyecto Obert en Paterna (Valencia), respectivamente. Ambos explicaron más a fondo cómo se hace presente el carisma lasaliano en las obras socioeducativas donde trabajan. El objetivo principal es atender a jóvenes en situación de riesgo y que han vivido mayormente abuso físico, psicológico y/o sexual. Se busca brindarles además de techo y comida, un acompañamiento psicológico, en un ambiente sano que busca asemejarse a un hogar. La colaboración en el equipo de trabajo es clave para el éxito de la misión, ya que los niños y jóvenes que reciben en estas obras, llevan una historia muy dura de sufrimiento a sus espaldas.

El Hno. Jesús Miguel Zamora, por su parte, compartió su experiencia como secretario general de CONFER(Confederación de Religiosos de España), explicando cuál es su función y cómo se rige ésta, además de los vínculos que tiene con otras organizaciones para que la vida consagrada se haga presente en la realidad social. Se puede consultar la página web www.confer.es para mayor información sobre las actividades que se realizan a nivel CONFER.

El martes y miércoles el Hno. José Miguel Jiménez(Chemi), estuvo hablando acerca de la opción por los pobres y del plan de justicia y solidaridad, aclarando, primero, en qué tipo de sociedad vivimos. Hizo hincapié en que hay que preparar a los educandos para que colaboren activamente en el bien común y que nuestra misión es ser el motor que impulse a los jóvenes de hoy a ser lo mejor que pueden ser.

Y como no todo es trabajo, algunos miembros de la comunidad tuvimos la oportunidad de salir al teatro, y de paso disfrutar de las luces que decoran la ciudad. Por cierto, ya se siente el frío.

El jueves 30 de noviembre por la mañana, tuvimos la dicha de compartir con el Hermano Felipe García, secretario de PROYDE (Progreso y Desarrollo), sobre cómo trabaja ésta ONGD y las ONGDs lasalianas. El objetivo principal es el promocionar y desarrollar a personas en los países empobrecidos mediante programas de desarrollo. Además, promueve campañas de sensibilización sobre comercio justo, campañas contra el desperdicio de alimentos entre otras, colaborando con otras congregaciones como los Maristas y Claretianos. Algunos de estos proyectos en común, incluyen un fondo para las post emergencias, para así ayudar a aquellos de los que nadie se acuerda de socorrer cuando ha pasado lo más crítico de los desastres. Los lugares beneficiados y proyectos realizados se pueden encontrar en su página web www.proyde.org.

Ya por la tarde Borja Doval, secretario de la coordinadora de obras socioeducativas estuvo compartiendo cómo funcionan éstas en España y Portugal, y que su objetivo es comprometerse con la justicia, la educación y la transformación social. A pesar de que se encuentran en diversos puntos del Distrito, se intenta unificar tanto los objetivos generales, como la misión común de evangelización para ser más eficaces en sus actuaciones. Los datos más detallados sobre cada una de éstas obras, se pueden encontrar en la página web del Distrito ARLEP.

A pesar del frío, quisimos aprovechar para salir de noche a dar a un paseo para disfrutar de las luces navideñas que adornan las calles de Madrid. Una vez más fue un tiempo hermoso para compartir.

Para cerrar la semana con broche de oro, el viernes nos desplazamos al colegio Sagrado Corazón para conocer de cerca el programa ACE (Aula de Compensación Educativa) que está inserto en sus instalaciones. La directora nos acogió amablemente y posteriormente la profesora Gloria nos explicó de qué trataba el ACE. Básicamente, reciben a jóvenes cuyo desempeño escolar está muy por debajo de lo estipulado por el Ministerio de Educación para su edad. En general son jóvenes con problemas de comportamiento graves, y dada la ley de escolarización del Estado que debe durar hasta los 16 años de edad, no se les puede dar de baja del sistema, sin embargo, han sido expulsados de otros colegios.

Dentro del eslabón de la ESO, el ACE es literalmente la última oportunidad que reciben los chicos, ya que unos de los requisitos es que deben tener 15 años cumplidos y sólo duran un año en el Programa. Los educadores lasalianos por vocación, buscan por todos los medios atraer a los jóvenes para que estos sean capaces de permanecer dentro del programa el mayor tiempo posible. Desafortunadamente no todos los jóvenes son capaces de aprovechar ésta oportunidad, sin embargo, un 70% de ellos sí que lo logran. Éstos últimos son la inspiración para seguir adelante con el programa y tener la certeza de que aún hay esperanza. Además, compartimos con los muchachos del ACE, y lo que fue común en todos ellos, es que en La Salle encuentran una gran diferencia con los otros centros que ofrecen el mismo programa, y no sólo eso, también manifestaron el gran cariño que sienten por sus profesores, por acogerlos a pesar de su historia. No cabe duda que fue una gran experiencia el conocer de cerca ésta obra.