Crónica 5ª semana

Después del reencuentro en la comida, para los que salieron ese fin de semana, comenzamos el pasado lunes nuestra quinta semana del CEL y cuarta de formación. Algunos Hermanos y Hermanas tuvieron la oportunidad ese fin de semana de conocer “in situ” la misión del Hogar de protección de menores, de Loja, Granada.

El lunes por la tarde seguimos con el bloque de contenidos “Itinerario Evangélico de San Juan Bautista de La Salle”, impartido por el Hno. Jon Lezamiz. Procedente del mundo de la formación, el Hermano Jon cuenta con una nutrida trayectoria en el mundo de la formación lasaliana.

Entre sus responsabilidades al servicio de la misión, podemos reseñar más de quince años en el equipo de animación del sector de Bilbao, Visitador auxiliar, delegado de Hermanos y comunidades, delegado de formación y asociación del sector y en la actualidad acompaña a los Escolásticos en el colegio de Institución La Salle, en Madrid.

A lo largo de la semana hemos hecho un pormenorizado recorrido por la historia personal y religiosa de San Juan Bautista de La Salle y su itinerario evangélico. Hemos seguido la trayectoria del fundador a través de sus textos y escritos: Guía de las escuelas, cartas, tratados, regla, meditaciones…

La semana también ha resultado fructífera en lo que a las oraciones se refiere. Hay que decir que los grupos cada vez se esmeran más por preparar para la comunidad unas oraciones profundas y creativas.

En una de estas oraciones, la del lunes por la tarde, contamos con la compañía de Maite Dusmet, compañera del colegio Institución La Salle.

El jueves celebramos una preciosa, emotiva y entrañable eucaristía comunitaria, preparada por uno de los grupos.

Una semana más en la que seguimos compartiendo vida y haciendo misión. Aunque en esta semana no hemos tenido ninguna visita ni experiencia, si hemos buscado nuestros momentos de descanso comunitario y paseos. Hemos tenido la oportunidad de ir al cine comunitariamente y su respectivo “cinefórum” a continuación. Una semana más en la que cada vez nos hacemos más hermanos y hermanas y vamos compartiendo nuestras experiencias de vida.

Seguimos caminando y tras el descanso merecido del “finde”, comenzaremos una nueva semana.