Crónica 4ª semana

Después del reencuentro en el almuerzo, comenzamos el lunes por la tarde con una reunión para compartir en la comunidad, como aparece en nuestro proyecto, algunas experiencias que viven los participantes del CEL en sus respectivos lugares de origen.

En primer lugar, se nos ofreció una visión del Instituto de las Hermanas Guadalupanas de La Salle por parte de las Hermanas Lupita (México, aunque realiza su misión en Ecuador) y Elisa (Madagascar, que a partir de enero se incorporará a la misión educativa en Filipinas). Realidades muy insertas en el servicio educativo a los pobres.

Con una gran riqueza de imágenes, y un certero montaje audiovisual, nos fueron narrando cómo surgió su instituto y las principales dificultades que atravesaron en su trayectoria, en su proceso de descubrir cuál era la misión a la que estaban llamadas. A todos nos dejó clara una imagen de su historia que para muchos era casi desconocida.

Después del descanso, el Hermano José Román Pérez, Visitador del Distrito, nos presentó, a su vez, la realidad que se está viviendo en este momento en la Arlep. Nos ha servido para tener una visión global y real del Distrito, lo que nos abrió paso a compartir reflexiones sobre la nueva organización distrital por zonas; muchas dudas nos asaltaron y se las planteamos al Hno Visitador.

Este mismo día, 25 de septiembre, comenzó su segundo año del Bienio de licenciatura en el Instituto de Ciencias Religiosas y Catequéticas “San Pío X” el Hermano Mikel García, miembro de nuestra comunidad.

Desde el martes -y hasta el jueves- nos acompañó Esther Lucía Awad, que nos ayudó a trabajar en torno al itinerario de nuestra vida. Con un estilo muy dinámico y participativo, nos ha ayudado a descubrir cuál es el sentido de nuestro itinerario personal, las dimensiones de la persona y las condiciones para considerarnos personas adultas. Posteriormente, trabajamos las crisis que podemos encontrar en nuestra existencia y cómo hemos de enfrentarnos a ellas. Nos ha servido para clarificar aspectos de nuestra propia vida y nos ha suscitado muchas preguntas, con una propuesta de seguir trabajando en el plano  personal sobre este aspecto y con la posibilidad de compartir en grupo todas nuestras reflexiones e inquietudes.

El miércoles por la tarde un grupo de miembros de la comunidad continuó colaborando con la comunidad de San Egidio y pudieron participar “in situ” en el reparto de alimentos y en el contacto con los amigos de la calle, cerca de la Iglesia de Nuestra Señora de las Maravillas.

El jueves día 28 visitamos el colegio María Corredentora, un centro específico para alumnado con discapacidad intelectual, la mayoría de ellos con síndrome de Down y otros con el síndrome de Rubinstein-Taybi asociado también al retraso mental. Este centro fue creado por las Hermanas de Ntra. Sra. de la Compasión en 1953 y actualmente cuenta con 296 alumnos y alumnas con edades comprendida entre los 4 y los 20 años.

En el año 2000, se constituye la Fundación Prodis formada por un grupo de personas que colaboran voluntariamente para niños y jóvenes con discapacidad intelectual con el único objetivo de proporcionarles una educación que les permita llevar una vida lo más digna y autónoma posible. A la labor de todos los que colaboran en este centro de una manera u otra, les apoya la Fundación Garrigou (2012) y la Fundación Compasionista (2016). Como resumen, nos quedamos con una frase en la que expresan la necesidad de que existan y sean apoyados, desde la administración, centros como éste: “La integración del alumnado con deficiencias intelectuales en centros ordinarios parchea las debilidades de los mismos y su educación en un centro específico potencia sus capacidades.”

La experiencia vivida “desde la barrera” fue muy positiva, nos hizo ver cómo la capacidad visionaria de unos pocos, en un momento determinado de la historia de la educación en España y su apuesta por los más débiles, hacen que hoy existan modelos educativos como éste que defienden la posibilidad de sacar el máximo partido a las capacidades intelectuales de una población desfavorecida en este aspecto.

Ya el viernes, el Hno. Jon Lezamiz hizo una introducción al tema que nos ocupará todas las sesiones de la próxima semana: “Itinerario evangélico de San Juan Bautista de La Salle”.