Crónica 1ª Semana

Un nuevo curso ha iniciado y los que conformamos la comunidad del CEL 2017, hemos subido ya al tren para iniciar esta nueva aventura. Nos sentimos afortunados de haber sido llamados a vivir esta experiencia. Nos hemos juntado Hermanos y Seglares de toda la ARLEP: Una buena representación de Andalucía (Hno. José Antonio, Hno. Antonio Trujillo, Julia y Mari Carmen); del sector de Valladolid, el Hno. Germán, Isi y el Hno. Ángel, burgalés de nacimiento, misionero de corazón; de Valencia, Guillermo; Jose y Mariví juegan en casa; sin olvidar a las dos Hermanas Guadalupanas De La Salle, Elisa de Madagascar y Hna. Lupita, mexicana de misión en Ecuador

El 4 de septiembre inició formalmente el CEL. Los distintos participantes fuimos llegando a lo largo de la mañana, pues estábamos convocados a la comida. Durante la comida, el Hermano Director de la Comunidad de Acogida, Joaquín Gasca, nos dio la bienvenida, alegre por poder acogernos. Las tres comunidades de la casa tuvimos la oportunidad de compartir la primera comida. Ya al día siguiente nos encontramos con el EAD (Equipo de Animación Distrital) que, en la persona del Hno. Visitador José Román, nos dio la bienvenida y nos obsequió con un detalle a cada uno. La primera semana se ha centrado, sobre todo, en familiarizarnos con el lugar, hacer el proyecto personal y hacer grupo. ¡Qué mejor que una jornada de convivencia para fomentar la relación de un grupo que se acaba de conocer! Por eso, el miércoles 6 de septiembre, fuimos de paseo a la finca “La Cayetana”, donde disfrutamos de un día soleado y compartimos momentos de ocio.

El jueves, nos pusimos a elaborar el proyecto comunitario, que acabamos al terminar la semana. Así, muchos pudieron irse tranquilos a casa en el fin de semana, con sus familias o comunidades. Por tanto, el viernes por la tarde la casa quedó más vacía.

Coincidieron en la semana dos acontecimientos festivos que no podíamos desaprovechar. Por un lado, el 71 aniversario de la fundación de las Hermanas Guadalupanas de la Salle. Por otro lado, el 9 de septiembre, tuvimos al primer cumpleañero del CEL: el Hno. José Antonio Soto. ¡Enhorabuena!

El domingo, casi toda la comunidad que quedó en la casa, participó de la Eucaristía en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, dirigida por los Misioneros del Espíritu Santo acompañados por algunos miembros del Equipo de Animación.

En fin, las oraciones que se organizaron en comunidad fueron creativas y se participó con entusiasmo. La diversidad es la mayor riqueza y fortaleza de nuestra comunidad ya que aprendemos unos de otros.